Sueños y Visiones

Oct 17, 2013 by

¿Qué son los sueños? Los sueños son el camino de la divinidad hacia el encuentro de lo que realmente eres. Dios nos creo perfectamente, un instrumento perfecto y como tú sabes los instrumentos perfectos contienen un manual del usuario perfecto para que se comprenda qué es, qué contiene, cómo opera, y cómo obtener la satisfacción máxima con ese instrumento. El asistente para obtener todas las respuestas se revela en nuestros sueños. Los manuales de operación para los instrumentos precisos también contienen un área de solución de problemas y esa es otra de las características de los sueños. Los sueños pueden compararse con el área de solución de problemas del manual del usuario. Te ofrecen las directrices sobre cómo “arreglarte”, te dicen dónde está el problema así como también la tarea que tendrás que realizar para resolver el tema y para que encuentres salida hacia el encuentro con tu esencia y así poder “descubrir” lo que realmente eres.

El arte de descubrir lo que realmente eres, no lo que creías que eras, es una de las tareas más desafiantes para un ser humano. Seguramente conoces a muchas personas que murieron sin nunca saber cuáles eran sus dones. Esto es una verdadera lástima; simplemente no encontraron el tesoro porque estaba escondido en un lugar donde nunca buscaron, dentro de su propia psique. Es como si los Reyes Magos te hubiesen traído el más maravilloso regalo de Navidad y no lo hubieras visto y por lo tanto nunca lo hubieras abierto y creíste que te había traído carbón por ser malo y vivieras toda tu vida sin saber que contenías un tesoro tan increíble aunque simplemente tenías que abrir los regalos estaban dentro de ti y quizá no pudiste encontrarlos por no poner atención a tus sueños. Es por eso que es tan importante que recuerdes tus sueños y que aprendas a interpretar tus sueños y los de las personas que quieres.

Nuestra mente vive en lo que los grandes gurús denominan Maya o el mundo de la ilusión, donde nuestra mente metió en su memoria algunas circunstancias, casi siempre adversas y a partir de esas circunstancias crea su concepto del mundo. Es por ello que notamos que la mayoría de la gente tiene un solo tema a partir del cual gira toda su vida. Si empezamos a hacer un análisis de nuestra propia vida y sobre la vida de las personas que conocemos podremos darnos cuenta como nuestra vida y la de los demás casi siempre gira una y otra vez sobre lo mismo.

Tomemos el ejemplo de aquel que dice “No tengo dinero”, puede ganar mucho dinero y despilfarrarlo para seguir haciendo válida su idea o incluso lograr que le roben o que ocurran cosas donde siempre lo importante es el no tener dinero, puede generar incluso millones y aún así el tema es el dinero porque lo invierte todo de tal manera que jamás tenga liquidez y “el no tengo dinero” siga siendo válido.

Otro ejemplo muy típico es “Todos los hombres o mujeres son iguales” porque claro siempre vamos a relacionarnos con aquellos que tienen alguna característica igual que los hace parecer iguales y de esta forma siempre vamos a lograr el mismo resultado, como el ejemplo de mujeres y hombres que odian a los alcohólicos pero buscan a sus parejas en los bares donde el ego chiquito, o en otras palabras la neurosis, que es esa parte de nuestro adulto que se quedó atascada en alguna parte de nuestra infancia y siendo adultos tenemos respuestas de la infancia,  repetirá una y otra vez los eventos dolorosos en lo que Freud denominaba la compulsión a la repetición, o sea repetir una y otra vez el evento hasta que quizá algún día nos demos cuenta lo que estamos repitiendo.

En algún libro leía una vez que el universo nos va poniendo primero letreros pequeños que nos marcan el camino pero no los vemos y tropezamos, luego entonces decide poner unos más grandes pero volvemos a tropezar con el mismo tema, hasta que finalmente nos pone espectaculares con luz y sonido, lo que representaría una crisis enorme en nuestras vidas, sin embargo, hay veces que ni así nos damos cuenta que nos metemos en el torbellino de la repetición una y otra vez hasta que nos detenemos a observarnos y finalmente logramos la introspección, o lo que es lo mismo, se nos prende el foco, finalmente nos damos cuenta de lo que estamos haciendo y podemos modificar nuestro destino. La idea aquí es ver que estamos viviendo en el mundo de la ilusión, darnos cuenta, salir de él y hacer algo diferente.

Bueno y ustedes dirán ¿Qué tiene que ver esto con los sueños? A lo que yo les contestaría que tiene todo que ver porque a partir de los sueños podemos ver claramente el mundo de la ilusión y una vez que sabemos que esa no es “la verdad” sino sólo el mundo de la ilusión podremos elegir salir de ella, tenemos la posibilidad de elegir algo diferente y dejar de vivir siempre alrededor de un solo tema.

Es por ello que los sueños son tan importantes, porque las claves para su avance hacia la iluminación se revelan durante el sueño y si no pones atención a tus sueños no estás haciendo caso a una de las herramientas más perfectas diseñadas por Dios para el auto descubrimiento.

Las visiones son exactamente iguales a los sueños, la única diferencia es que los sueños ocurren mientras estás dormido y las visiones se presentan mientras estás despierto. Las visiones normalmente ocurren cuando estás en un estado meditativo o en otro estado de conciencia que no es necesariamente dormido. Las visiones se interpretan de la misma manera que se interpretan los sueños.

Tipos de sueños

  • Sueños divinos: Existen bellísimas historias bíblicas sobre los sueños divinos, en los que Dios otorga instrucciones divinas para ti o para la humanidad. Puedes leer la historia de José el Soñador en la Biblia que es uno de los héroes bíblicos más importante en relación con los sueños divinos y el don de la interpretación de los sueños.
  • Sueños de tus guías: Este es el tipo de sueños en los que tus guías espirituales te proporcionan información precisa y exacta sobre la información que se requiere lidiar en una situación específica, esto sirva para asuntos pequeños y grandes. Puedes pedir guía sobre casi cualquier cosa, después te duermes y ya sea que recuerdes o no tu sueño, simplemente “conoces” la respuesta. Todos hemos experimentado esto; es por ello que decimos “lo consultaré con la almohada”. Este tipo de sueños es muy útil cuando pierdes algo de valor y quieres encontrarlo o cuando no sabes qué hacer en relación con algún asunto específico.
  • Sueños proféticos: Este es el tipo de sueños que a la gente más le gusta y al mismo tiempo teme más.  La característica más importante para descubrir si un sueño es profético o no es que la secuencia es su elemento más importante, eso es, si estás teniendo un sueño en el que la secuencia es el elemento más relevante del sueño, esto significa que estás sirviendo de canal para saber el futuro. Cuando el futuro se revela con anterioridad ante nosotros es por una razón. La razón puede ser el estar más preparado para lidiar con la situación y en ocasiones se otorga este conocimiento para poder cambiar el curso de los acontecimientos.
  • Sueños de sanación: Hay un cierto tipo de sueños en los cuales aparece aquello en lo que necesitas trabajar y sanar, ya sea física, emocional o espiritualmente. En este tipo de sueños se puede obtener toda la ayuda que se te pueda ocurrir tener por lo que incluso puedes dormirte con un dolor o enfermedad y despertar sin él.
  • Sueños psicológicos:  Este es el tipo de sueños que te ayudará a sanar tu mente. Nuestro cerebro contiene material útil e inútil. Contiene verdad y contiene mentiras sobre el mundo. Por lo tanto, el material útil y la verdad deberá reforzarse y las mentiras deberán tirarse a la basura. Los sueños te ayudan a discernir entre la verdad y las mentiras y lo útil de o inútil, también te ayudan a desechar cualesquier cosa que ya no necesite tu sistema.
  • Sueños de realización de deseos: Este es uno de mis favoritos. Si estás a dieta puedes comer tantas donas de Krispy Cream y tanto helado de chocolate como lo desees. Si no tienes dinero te puedes sacar la lotería. Puedes ir a la tienda más cara y comprar todo lo que quieres. Te puedes casar con el Príncipe Azul o viajar a Disneylandia. Este tipo de sueños son una réplica de lo que obtenemos cuando vivimos del otro lado o en el mundo espiritual, sólo necesitas imaginarlo y es tuyo. Este tipo de sueños nos ayudan a lidiar con la frustración que se produce con los deseos insatisfechos.
  • Pesadillas: Una de las tareas más importantes de los seres humanos es la de lidiar con nuestros temores. Las pesadillas nos revelan nuestros temores. Nos muestran exactamente lo que tememos porque “vivimos” nuestros temores en vivo y a todo color sin necesariamente tener que vivirlo en la vida real. Recuerden lo que dice el Maestro Yoda: “El miedo nos lleva al enojo y el enojo al sufrimiento.” Definitivamente tenemos que lidiar con nuestros miedos para podernos sentirnos seguros en la Tierra y por lo tanto tener la valentía para amar. Nunca comas comidas muy pesadas antes de dormir porque esto interfiere con el ciclo normal del sueño y puedes tener sueños poco placenteros.
  • Ataques astrales: Los ataques astrales pueden confundirse con las pesadillas porque te hacen sentir una angustia real pero no son realmente pesadillas. Los ataques astrales son energías negativas que te atacan mientras duermes. Esto es un síntoma de que deberá limpiarse tu espacio para dormir a través de la oración, incienso, luz del sol, velas blancas o cualquier oto medio que tengas a tu disposición. Se necesita un espacio sagrado y seguro para dormir por lo que se requiere limpiar energéticamente tu área de descanso cuando percibas un ataque astral.
  • Sueños de vidas pasadas: Existen algunos sueños en los cuales te ves a ti mismo en un país diferente, con personas que conoces pero que no has conocido en esta vida, estás vestido de manera distinta y tienes otros padres, hermanos y hermanas y quizá incluso un diferente género. Estos son sueños de vidas pasadas. Este tipo de sueños aparecen cuando estás repitiendo una lección que ya aprendiste en una vida pasada y ya no necesitas revivir o cuando no aprendiste la lección en una vida pasada y que estás inmerso en una compulsión a la repetición, eso es que estás repitiendo exactamente aquel patrón que más te ha hecho sufrir en el pasado y que pareces no aprender.
  • Sueños húmedos: Cuando la energía sexual no tiene una salida saludable se tienen sueños húmedos en los cuales se descarga la energía para liberar la tensión.
  • Sueños de muerte: Cuando sueñas que mueres o que alguien a quien tu amas muere, eso no significa que vas a morir, lo que significa es que una parte de ti necesita transformarse para otorgarle un lugar seguro para que surja lo nuevo en tu vida. Si sueñas que mueres, tú no mueres, pero probablemente ciertas partes poco saludables de ti lo harán.
  • Terrores nocturnos: Hay muchos niños que sufren de terrores nocturnos. Esto puede deberse a muchas causas. Los problemas familiares no resueltos por la familia pero que el niño siente. El alcoholismo o la drogadicción en un miembro de la familia produce sentimientos de pérdida de control y el niño siente que pierde la seguridad requerida por un padre o tutor sobrio y por tanto podría empezar a presentar terrores nocturnos como síntoma.  También deberá analizarse si la criatura tiene déficit de atención. Los terrores nocturnos también pueden deberse a un animal de poder que se acerca a un niño con afán de protección y guía para la criatura (como en la película de Mi amigo el dragón) pero al cual el niño pueda temer. Los animales de poder pueden venir en la forma de lobos, serpientes, águilas, tigres, dinosaurios, dragones, etc., es por ello que pueden parecer amenazantes, pero realmente no lo son y necesitas ayudar al niño a que logre entablar una amistad con su animal de poder, porque están allí para protegerlos y no para dañarlos. Los animales de poder son un tipo de ángeles, pero estos pertenecen al cuarto cielo, y están allí para proteger y guiar, más no para dañar. Nunca le digas al niño “no está allí”, dile salúdalo y conviértete en su amigo.
  • Sueños vívidos: Los sueños vívidos son lo que puede denominarse viajes astrales. Un viaje astral es la capacidad de viajar espiritualmente donde tu corazón lo desee mientras tu cuerpo permanece acostado en su cama. Puedes visitar a tus ancestros en el otro lado, ir a visitar a la persona amada en otro país o incluso en la casa de a lado. Puedes visitar el cielo o el infierno a tu elección. Un buen consejo al realizar viajes astrales es pedir la compañía de tus guías espirituales, para estar protegido donde quiera que tu espíritu desee visitar.
  • Sueños recurrentes: Los sueños recurrentes son muy importantes de analizar. Este tipo de sueños son muy importantes porque contienen un mensaje oculto al que el soñador no ha podido comprender plenamente. Así que tu yo superior te entrega y reentrega el mismo mensaje una y otra vez hasta que realmente se reciba el mensaje. Es como cuando los búhos entregaban la carta a Harry Potter una y otra vez hasta que finalmente recibió el mensaje.
  • Memorias pasadas: Hay algunas personas que no recuerdan nada sobre su niñez. Los historiadores dicen que cuando no se recuerda la historia estamos condenados a repetirla y eso es exactamente lo que nos ocurre a nosotros, si no recordamos lo que ocurrió en nuestra infancia estamos condenados a repetirlo una y otra vez hasta que lo recordamos y los sueños nos ayudan a recordar.

Los accesorios del soñador 

  • Incluyendo al mundo físico en tu vida onírica.- Existe un instrumento en el ciclo del sueño que lo hará permanecer dormido en el caso de situaciones que pudieran hacerte despertar. Por ejemplo, hay muchos niños que mojan la cama por la noche porque estaban soñando que llegaron al baño durante el sueño. Puedes soñar que apagaste el reloj despertador, te despertaste y te fuiste a la escuela o a la oficina aún cuando estás durmiendo plácidamente. Quizá tienes dolor de estómago y creaste un mal olor que aparecerá en el sueño en alguna otra forma. Esta es la forma que tiene el cuerpo humano para mantenerte dormido y descansando, esto es normal, cuando empieza a ser un problema para la vida real podrías ir al doctor para ver si existe un problema físico o emocional o incluso un síntoma de déficit de atención.

Quisiera compartir con ustedes un ejemplo que me pareció muy chistoso de este tipo de sueños que recibí a través de una cadena de Internet y que nos muestra esto:

Rafael llegó tarde una noche se deslizó en la cama hacia su esposa que estaba durmiendo  cayó en un profundo sueño. Se despertó ante las puertas celestiales donde San Pedro le dijo: “Te moriste mientras dormías Rafael”. Rafael estaba muy sorprendido. “¿Estoy muerto?” No, no puede ser. Todavía tengo mucho por vivir. “Mándame de regreso”. San Pedro contestó, “Lo siento, pero solo hay una forma de regresar, y es como un pollo”. Rafael estaba devastado, pero le rogó a San Pedro que lo enviara a una granja cerca de su casa. Paso siguiente estaba cubierto de plumas, cloqueando y picando el suelo. Pasó un gallo y le preguntó “¿Así que tú eres la nueva gallina eh? ¿Cómo te va en tu primer día aquí?”. “Nada mal” contestó Rafael la gallina, “pero tengo esta rara sensación aquí adentro como si fuera a explotar”. “Estás ovulando”, explicó el gallo “¿No me digas que nunca antes habías puesto un huevo?”. Nunca, contestó Rafael. “Bueno, entonces solo relájate y deja que ocurra”, dijo el gallo. “No es gran cosa”, dijo Rafael, y unos cuantos segundos después puso un huevo. Rafael estaba lleno de dicha porque estaba experimentando la maternidad. Pronto puso un segundo huevo, no cabía de felicidad. Cuando estaba por poner el tercer huevo, sintió un golpe en la cabeza y escuchó a su esposa decir… “Caramba Rafael te estás hacienda popó en la cama”.

  • Censura.- En el caso de las personalidades rígidas, nuestro ego está a cargo de censurar nuestros sueños, por lo tanto podríamos tener una vida onírica muy rígida y no poder recordar nada o podrías estar a punto de experimentar una relación sexual con Tom Cruise y de pronto Tom Cruise se convierte en tu marido, eso es la censura, no te permites siquiera soñar algo inaceptable. Esto se debe a que tu superyó, o el deber ser que llevamos todos adentro, que a menudo puede soñarse como la policía, un gendarme o alguna figura de autoridad, tienen pleno poder sobre tu yo. Esta es una señal de que estás viviendo en tu yo ideal y no en tu yo verdadero y que tendrás que trabajar bastante para quitarte la máscara y lograr conocerte como realmente eres, o sea no tu yo ideal sino tu yo auténtico.
  • Pastillas para dormir. Las pastillas para dormir son el peor enemigo del soñador. Si intentas acceder a tus sueños definitivamente tendrás que dejar las pastillas para dormir hasta que logres dormir sin ellas porque el asistente del soñador se duerme también y no puedes recuperar la riqueza de información a tu disposición a través de tus sueños cuando usas pastillas para dormir. Es mejor hacer ejercicio para cansarte mucho y créeme, si haces mucho ejercicio, duermes, no hay otra.
  • Qué hacer si no recuerdas tus sueños. Primero que nada necesitas saber que los sueños son importantes por lo tanto es importante poner atención a tus sueños y no desecharlos como si fueran tonterías sin sentido. En segundo lugar, necesitas poner un papel y lápiz a lado de tu cama para recuperar tus sueños al momento de despertar. Si no funciona nada de esto, entonces tendrás que poner un despertador a una hora en la que normalmente no despiertas recuperar tu sueño y volver a la cama. Vale la pena. Obtendrás una información tan valiosa que vale la pena tomarse esa molestia.

Interpretación de los sueños 

Los sueños aparecen en código y por lo tanto necesitan interpretarse o decodificarse. La interpretación de los sueños no es una ciencia sino un arte y no puede decirse que un mismo tipo de sueños siempre signifique lo mismo de una persona a otra.

Para poder interpretar un sueño necesitas aprender sobre el significado de los símbolos. Mientras más sepas sobre símbolos mejor intérprete de sueños te convertirás. Los símbolos no necesariamente significan lo mismo en todas partes del mundo y por lo tanto necesitas conectarte con el alma de la persona y lo que está viviendo en ese momento de su vida. Esto significa que para poder ser un buen intérprete de sueños necesitas empatía. La empatía es ponerse en los zapatos del otro. Si la persona a la que quiere que se le interprete un sueño no quiere ver su alma al desnudo, no podrás interpretar su sueño.

Así que la clave para la interpretación de los sueños es realmente permitir que el otro te vea, si no estás dispuesto a ello no le cuentes tus sueños a nadie, pero si tienes el valor de contar tu sueño a un intérprete de sueños lo más probable es que aprendas mucho de ti mismo.

Una vez que has recibido la interpretación de tus sueños de un intérprete de sueños podrás empezar a aprender a interpretar tus propios sueños y los sueños de otros y poder contactar con el mundo espiritual, donde puede ocurrir lo inimaginable. Es tan divertido.

Related Posts

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *